12 septiembre 2010

La plancha falsa de Tintín

En la web www.alixintrepido.es, dedicada al personaje Alix el intrépido de Jacques Martín, publican un entrevista al autor en la que narra un episodio ocurrido mientras trabajaba en los Estudios Hergé:

A finales de verano de 1965, antes de “Vuelo 714 para Sydney”, durante un largo periodo en el cual Hergé no quiso empezar un nuevo Tintín, un periodista suizo solicitó venir a realizar un reportaje a los Studios Hergé. Como el jefe estaba de vacaciones en Sicilia, tuve la idea de montar una farsa dibujando una página falsa de Tintín y presentarla como la primera plancha de una historia inédita.


Se compuso muy deprisa con la ayuda de Bob de Moor quien dibujó los decorados, mientras yo hacía los personajes.
Después, el periodista helvético llegó a Bruselas, le presentamos la lámina, que fotografió incansablemente, creyendo de buena fe tener un titular sensacional.

De regreso a su país, publicó en en el Schweizere Illustrierte de Lausanne el famoso reportaje en el que aparecía la página en cuestión.
El resto de la historia, incluyendo la reacción de Hergé, aquí.

4 comentarios:

Don Erre dijo...

Salvando las distancias, es como la demostración del maestro Casanyes con su Mortadelos pornográfico que publicó en la difunta publicación de El Jueves: Titanic. Demostró que se puede superar al maestro, o por lo menos no diferenciarse.

Los viajes que no hice dijo...

Tomás, me acordé muchísimo de ti en Nueva York cuando vi, en Midtown Comics, la edición completa de las obras de Tintín.

Los viajes que no hice dijo...

Hubiérais disfrutado mucho allí. Y le hice fotos a muchísimas librerías. Pero las tiendas de cómics, oye, alucinantes. Sobre todo por el público: señores mayores enchaquetados disfrutando ante cualquier tomo, niñas aficionadas al cosplay... Vamos, para tirarse allí horas, que fue lo que hice yo.

Tomás TodoLibros dijo...

Ya me tocará, lo tengo apuntado y con lo que me cuentas ha subido unos cuantos puestos.

De momento tenemos programada una visita a la feria del libro infantil de Bolonia, en primavera.