02 octubre 2009

Un poquito de vintage

Les presento mi primer ordenador:


Un Dragon 200, de hace 25 años.

Lo he recuperado hace poco (se lo había dejado a un amigo hace como 17 ó 18 años) y lo he puesto en marcha únicamente ajustándole el modulador de vídeo.

Esta es su caja original:


Y estos los complementos, a saber, un joystick, tres cintas de cassette con programas y un cartucho ROM.


Las cintas no las he probado, pero no creo que hayan aguantado. Lo demás funciona todo.

Para los curiosos, las características técnicas. Mi teléfono tiene más de 250.000 veces su memoria RAM.

Para los más curiosos, la historia (algo turbia) de la empresa fabricante. Está fabricado en Casar de Cáceres, localidad que, para beneficio de nuestros paladares, cambió los ordenadores por las tortas.


En el instituto había también unos cuantos pero como los profesores no tenían ni idea de como manejar aquellos trastos, éramos los alumnos los que los usabamos.

2 comentarios:

Tomás TodoLibros dijo...

Como pueden ver, tampoco han cambiado tanto las cosas. Me consta que la media de conocimientos en TIC´s de los alumnos sigue por encima de la de los docentes.

ICONOS dijo...

Claro, o son los mismos de entonces o se quedaron enganchados al buscaminas...

Me acuerdo que en el Paideuterion tenían UNO y nos llevaron en pequeños grupos a VERLO a final de curso, tras un año cogiendo apuntes de código BASIC que nos daba el profesor de matemáticas los viernes (igual me falla la memoria-hace ya 25 años! se ve que fue el año del dragón)