07 marzo 2011

¿Una feria del libro? Eso lo hace cualquiera

Llevamos varios años quejándonos de la feria del libro de Cáceres.... pobre, sin iniciativa y copia de modelos fracasados, con unos responsbles siempre mirando en la dirección equivocada.

Hay miembros del comité organizador que llevan unos cuantos añitos sentándose en la mesa de sus reuniones, y cobran un sueldo por hacer, entre otras cosas, una feria del libro. Y parece ser que no solo no valen para hacerla, sino que, en vista de la trayectoria, tampoco valen para aprender como hacerla.


Podemos hablar largo y tendido de la conveniencia de que cada año haya un presidente del comité organizador. Llevamos 3 ediciones de la feria en que el presidente lo primero que tiene que hacer es aprender qué es una feria del libro, y por experiencia les digo a vds. que son ciegos guiados por otros ciegos.

Cortados por el mismo patrón están mis estimados colegas, constituidos en lobby casposo, inmovilistas que disparan contra todo lo que sea una oportunidad de mejorar la feria, pero que según suene la música se tragan lo que haya que tragarse.


Pues todo esto que les cuento es pecata minuta.

La celebración de la feria del libro tal y como está planteada ahora mismo en su reglamento es ilegal. No soy yo el que lo dice: lo he consultado con un asesor jurídico de verdad, no de los que cobran dietas por asistir a reuniones, y lo ha argumentado sólidamente.

Llevo intentando hablar con responsables de la feria desde hace unos días para contarselo, pero debe ser que el asunto no es lo bastante importante como para dedicarle media hora.

Seguiremos informando. Aquí o en otra parte.

2 comentarios:

Raúl dijo...

Hola, me llama la atención y en gran parte me gusta la entrada. Cuando he acabado de leerla me he quedado con ganas de leer alguna de las cosas que se podrían hacer, que acciones te parecen necesarias, que enfoque crees que es mejor...

Tomás TodoLibros dijo...

Hola Raúl, y bienvenido (creo) a este blog.

El modelo que he defendido siempre ha sido el de la feria del libro de Sevilla. Hay entradas en este blog desde 2009 que así lo atestiguan. Este año además le han dado el premio nacional de fomento dela lectura.

En el Congreso nacional de libreros de este año, que se está celebrando, ha habido una mesa dedicada a las ferias del libro, y se ha hablado de que las ferias no pueden ser una mera actividad para hacer caja. Deben ir más allá, especialmente en ciudades (como la nuestra) en las que las actividades en torno al libro son más bien escasas.

Si juntamos la finalidad de unos "de hacer caja" con la finalidad de otros "de que se haga algo para cubrir el expediente" nos sale la feria que tenemos aquí, francamente mejorable.

Ejemplo de la falta de profesionalidad de la organización: el CLUB KIRICO lleva 8 ediciones de REPORTEROS POR LA LECTURA y estando este año la feria de Cáceres dedicada al periodismo y la literatura, me consta que no se han interesado en la actividad; es más, me juego un euro a que ni saben de su existencia.