30 junio 2009

Libertad de expresión, web 2.0 y nosotros.

La nueva posibilidad de comunicación masiva proporcionada por la combinación de web 2.0 + buscadores aún no ha sido digerida por la sociedad.

En nuestro sector, he oído decir a voces muy autorizadas que una página de crítica favorable en "Babelia" ya no vale lo mismo que hace 5 años, porque el que quiere tiene a su alcance la opinión de muchas más personas buscando en la blogosfera.

Lo mismo ocurre con los políticos. No todos los que hablamos públicamente de la gestión de los políticos a los que pagamos somos corifeos, y la crítica a su trabajo es más fácil de difundir.


¿Estamos en buen camino? ¿Se están preparando los "criticados" para estos nuevos medios en los que la opinión de una persona puede valer más que la publicidad oficial? ¿Se están tomando medidas para incorporar estas opiniones (a veces mas sólidas que las de los criticados) como valor?

Personalmente (por mi experiencia) creo que no. Se están tomando medidas antiguas para "problemas" nuevos.

Todo esto viene al caso por un artículo que leo en sinpermiso.com, al que llego vía facebook gracias a Roger Michelena. Además, siempre nos fijamos en las grandes intervenciones de la información, cuando ahora el volumen sumado de las pequeñas informaciones (y de las pequeñas intervenciones, seguro) es mayor.

Nuestro blog ha tenido 2 momentos delicados por los contenidos que publicamos.

El primero fue con un editor (que terminó llamándome por teléfono personalmente) por una crítica desfavorable que hicimos de uno de sus libros. Es cierto que la forma que usamos fue distinta a las habituales, y que la crítica se convirtió en demoledora, pero también que no había nada de falso en lo que contábamos. Tras una conversación en la que intercambiamos y defendimos tenazmente puntos de vista, llegamos a un final amistoso sin ponernos de acuerdo.

El segundo ha sido mucho más duro. Ha sido con un político del sector cultural que comenzó amenazándonos con no dejarnos participar en la feria del libro antes de hablar con nosotros, y que después de que nos negáramos a cambiar la línea editorial de nuestro blog (FALTARÍA MÁS) nos ha estado perjudicando económicamente con el descaro y la desfachatez que dan un poco de poder a un mediocre. Cuando me hablan de este pollo, siempre me acuerdo del chiste de los extraterrestres que se encuentran un tricornio (¡¡¡¡¡ me está entrando una mala leche !!!!).


¿Consecuencias hasta ahora?

Para nosotros: nos han costado más caras que a los demás participantes de Cáceres las casetas de la feria del libro y el departamento del que éste inmoral es responsable nos ha dejado de comprar.

Para la feria del libro de Cáceres: sigue siendo un sitio para paniaguar a algunos inútiles antes que una feria del libro, aunque lo sabe cada vez más gente, incluidos algunos responsables que prefieren mirar para otro lado.

Para el que el cargo le queda grande: su desfachatez y su forma de actuar es pública, y mucha gente del sector del libro en España lo sabe y lo tiene en cuenta.

3 comentarios:

Pedro dijo...

¿No será un pavo el que encuentra el tricornio?

Tomás TodoLibros dijo...

Vista la repercusión que está teniendo este post, quiero añadir que tengo pruebas por escrito de las amenazas, de que hemos pagado más que nuestros colegas por las casetas y de que el departamento en cuestión nos ha dejado de comprar.

techocolatecafe dijo...

No tengo ni idea de quién será, pero le podemos presentar a Hugo Chávez igual son amigos, en vista de las últimas medidas sobre la libertad de expresión. Me horroriza pensar que esto existe aquí!!!!

Un saludo